Exposición actual

Artista/s:

Luciana Rago

Compartir:

Desde el 07 diciembre 2019 hasta el 15 marzo 2020

La artista visual Luciana Rago, nacida en San Juan y que actualmente reside y trabaja en España, despliega en sala 3 del MPBA|FR la exposición La siesta de las cosas.
Su trabajo toma de la tradición pictórica monocromática de Asia, algunos materiales como la tinta china y papeles de fibras vegetales, conocidos en Occidente como papel de arroz.

 


Apuntes sobre LA SIESTA DE LAS COSAS

“Nacido, criado, instruido en un medio
y una cultura exclusivamente de lo ‘verbal’,
PINTO PARA DESCONDICIONARME”
Henri Michaux

 

Nací en este valle precordillerano que se llama San Juan y aquí estudié mi carrera de grado en Artes Visuales. Durante esos años aprendí todo lo que necesitaba saber para poder acercarme de forma consciente y crítica a lo que años más tarde descubriría en Madrid: mi pasión por la pintura china.
Mi trabajo actual toma de la tradición pictórica monocromática de Asia algunos materiales como la tinta china y lo que técnicamente son papeles de fibras vegetales, conocidos en Occidente como papeles de arroz. La tinta china se hace con una receta milenaria que necesita hollín de pino, cola de pescado y aromatizador principalmente, y es un material versátil que me permite trabajar la mancha como punto de partida, el punto de partida de un movimiento. La mancha, los lamparones, los chorreados, los vertidos y los salpicados me posibilitan un ilimitado juego de inesperadas transformaciones plásticas. Esas manchas representan, según Chantal Maillard “un punto de partida radical, un elemento de opacidad y de desamparo al que hemos de sobreponernos continuamente. Es la traducción de nuestra condición humana, informe y desamparada” (MAILLARD; 2018, p.23). En este sentido, el movimiento es requisito no solo de la mancha, sino también del trazo, trazo que se hace de una sola vez y sin corrección posible. En la pintura tradicional china y japonesa esa especificidad del gesto se denomima “pincelada única”, no admite corrección y requiere de la experiencia transitada de manera consciente.
Los gestos del pincel pueden ser breves, los ataques incisivos, las maniobras pueden ser lentas y perezosas, y todo esto con naturalidad y sin forzar nada. “La función del pincel es captar la forma, y el de la tinta captar la tonalidad”. (SHITAO; 2012, p. 71). Esto que Shitao ha denominado como “la tonalidad de la tinta” se refiere a las formas que la tinta puede adoptar, a sus formas de ser: negra, blanca, seca, mojada, espesa, fluida… Estas innumerables formas de la tinta posibilitan los innumerables matices de la pintura monocromática. Pero además, el comportamiento de la tinta cambia radicalmente de un papel a otro.
En 2012 comencé a trabajar con un tipo de papel de fibras vegetales que se llama Wenzhou. Este soporte, frágil y resistente al mismo tiempo, puede comportarse como una tela y pude llevar al límite sus propiedades físicas, incorporando arrugas, plegados, rajados y doblados. La versatilidad del papel y el agua, como medio, me permitieron un ilimitado juego de transformaciones, imprimiendo tensión temporal a los procesos y una sensación de azar domesticado en los resultados.
En ese camino, y ya que las manchas aparecían casi sin variación en el anverso y el reverso del papel Wenzhou, comencé a suspender las pinturas enfatizando el carácter escultórico de cada una de las piezas y permitiéndome también entender LA PINTURA como ESCENOGRAFÍA y como COSAS con presencia real, en tres dimensiones. Una dimensión animista de los materiales y por lo tanto de la pintura que se materializa a través de ellos y que atraviesa mis trabajos de la última década.
La siesta de las cosas tiene sus orígenes en una instalación que realicé en mi primer estudio en Madrid en 2013 y que titulé Vivir en el extranjero o regresar a casa es lo mismo. Una propuesta de corte autobiográfico donde el papel Wenzhou se convirtió en materia y soporte de extrema levedad mostrando un espectro de recursos que van desde la luz vibrante hasta la negrura más profunda.
En esa pieza, como en otras de la misma época, exploro el contacto corporal con el soporte, investigo las múltiples posibilidades espaciales y trabajo sobre una propuesta silenciosa que contiene también la melancolía del rumor del papel, una suave agitación audible solo desde dentro, desde los propios procesos de creación, de mutabilidad de la materia y de la transformación de la pintura.
A partir 2016 investigué con un papel de fibras vegetales -aún más liviano que el Wenzhou- que se llama Tengujo, lo que me permitió profundizar en algunos principios estéticos del Wabi-sabi, tales como crear a partir de la información sensorial de los materiales y abrazar la belleza de la imperfección de lo no acabado de la obra que se mueve levemente por el circular del aire, que respira por las propias cualidades del soporte aún sometida al rigor de la arquitectura siempre pesante, siempre presente.
Así nació la serie Reliquary en la que investigué la fragilidad del papel como un correlato de la fragilidad de los discursos en tanto es imposible sustentar un relato hegemónico, sin fracturas por las que asomen sus contradicciones y su precariedad; tal como pretende la historia canónica y occidental del arte. El papel se convierte en escultura y la pintura en harapos, una huella melancólica provocada por la disposición de los fragmentos rasgados.
Reliquary responde a una línea de investigación que intenta arrancar la pintura de las clásicas dos dimensiones e incluir la idea de tiempo en el recorrido de su creación y en su instancia de socialización. Propuesta en la que reflexioné sobre las posibilidades de la pintura para dividir, separar la materia del resto; dibujar líneas que ponen límites, fronteras, también entre la forma y el resto, lo informe.
Pintura para entrar; pintura para vivir: mantel, sábana, venda, animal dormido, cortina, sudario, ventana, celosía, umbral, pliegue, nube, velo, túnica, vitral, hebra sostenida, maraña o constelación. Mi trabajo pretende ser un recorrido sensitivo que acaricia y abraza, procurando envolver al espectador en una consideración de la pintura como experiencia vital y abierta.
Un último apunte. Creo que mi trabajo de los últimos años puede comprenderse de un modo más profundo si se tiene en cuenta el libro “Discurso acerca de la pintura por el monje Calabaza Amarga” de Shitao, los ensayos de la necesaria Chantal Maillard, la preciosa obra de Antoni Llena y la escritura confesional y rigurosa de Siri Husvedt. A todos ellos va mi agradecimiento.

 

 

Luciana Rago
Otoño, Madrid 2019

 

La siesta de las cosas es un proyecto llevado a cabo gracias al programa de Residencias Artísticas El Ranchito-Filipinas organizado por Matadero Madrid y AECID. (Entre Junio y Diciembre de 2017).

 


Biografía Luciana Rago

Máster en Investigación en Arte por la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Artes Visuales por Universidad Nacional de San Juan, Argentina .
En los últimos años ha sido becada para el programa de residencias de “El Ranchito: Madrid-Islas Filipinas” organizado por Matadero-Madrid y AECID; Step travel grants otorgado por European Cultural Foundation; Becas para talleres con Julie Mehretu en la Villa Iris de la Fundación Botín en Santander; Becas AlNorte para proyectos expositivos noveles en el Museo Barjola de Gijón, Peggy Guggenheim Internship en Venecia, Becas Endesa de Patrimonio Cultural para el departamento de exposiciones temporales del Museo Nacional y Centro de Arte Reina Sofía y Becas para artistas del Fondo Nacional de las Artes.
Ha obtenido Accésit en IV Premio de Pintura Mardel en el Centro del Carmen en Valencia y Premio adquisición de obra en los XV Encuentros de Arte Contemporáneo del Museo de la Universidad de Alicante.
Algunas de sus exposiciones individuales son “Insumisión” en Proyecto Alimentación30, Madrid; “Reliquary” en Colegio de España en París; “Los bordes del silencio” en Centro de Arte Tomás y Valiente, Fuenlabrada; “Animismos”, Centro 14 del Ayuntamiento de Alicante y “Pl(i)egarias” en Museo Barjola de Gijón.
Entre las exposiciones colectivas destacan Premio Internacional de Pintura Guash Coranty, Sala Tecla en Barcelona; “Delikado-Peligroso” en Matadero-Madrid; Concurso Pintura Sub >35 en Galería Trama en Barcelona y “La pintura de mil atardeceres”, 98B Collaboratory, Islas Filipinas.

 

www.lucianarago.com

Con el apoyo de:
  • logo pachon
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick