Artista/s:

Lino Enea Spilimbergo

Compartir:

Desde el 16 marzo 2012 hasta el 29 abril 2012

El Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson inaugura la temporada 2012 con esta exposición del gran maestro argentino, Lino Enea Spilimbergo a modo de homenaje al que fuera nuestro «comprovinciano» en algún momento. Se procura de esta manera, hacer conocer que uno de los más importantes maestros de la pintura, vivió en nuestra Provincia y es en esta tierra donde comienza a forjarse la imagen plástica que lo caracteriza.

Dibujante eximio, pintor, muralista, grabador, sin duda uno de los más destacados artistas de la pintura argentina, Spilimbergo, está ligado a nuestra historia y sigue presente en el recuerdo de amigos, familiares y descendientes que tuvieron el privilegio de conocerlo.

Sus obras se presentan en San Juan por primera vez desde la que fuera su primera exposición individual en 1921, realizada a pocas cuadras de este Museo, en la Casa España.

Lino Enea Spilimbergo vivió en San Juan en dos periodos claves en su desarrollo como artista: de 1921 a 1924, y luego de 1928 a 1930. Justamente son los periodos previo y posterior a su viaje iniciático a Europa: en su primera etapa la pintura es naturalista y con fuerte contenido social. Luego de aquel viaje, cambiará su estilo y adoptará las nuevas vanguardias que marcarían su obra para siempre.

Polifacético, en sus diferentes etapas se puede ver su ímpetu creador. Comprometido con el aspecto social y al mismo tiempo inclinado a una idealización poética, se descubre en él dos mundos paralelos presentes en toda su obra. Su obra ha marcado un rumbo en la pintura argentina y sin dudas en la de la provincia de San Juan.

Así como su obra crece en el tiempo, en San Juan echó raíces, dejando sus huellas para siempre.

Este es nuestro homenaje.

Virginia Agote

 

Biografía Lino Enea Spilimbergo

Lino Enea Spilimbergo vivió en San Juan en dos periodos claves en su desarrollo como artista: de 1921 a 1925, y luego de 1928 a 1930. En su primera etapa la pintura es naturalista y con fuerte contenido social. Luego de su viaje a Europa, cambiará el estilo y adoptará las nuevas vanguardias que marcarían su obra para siempre.
El 28 de noviembre de 1921, Spilimbergo llegó a la provincia con 24 años de edad buscando un lugar seco donde vivir por recomendación médica, ya que sufría asma crónica. Se radicó en San Juan, vivió en Desamparados, donde permaneció hasta el 10 de enero de 1924. En esa época se dedicó a la investigación y experimentación de diferentes técnicas plásticas. Su obra se concentró en el estudio de paisajes, rincones locales y personajes típicos, que quedaron inmortalizados en las exquisitas monocopias, dibujos y óleos de gran impacto emocional, reflejando una realidad humana y social con ciertos rasgos de indigenismo de una factura sumamente original.
En 1925 envió al Salón Nacional los óleos Vieja Puyutana, El ciego y Paisaje andino, todas obras realizadas en San Juan, por las cuales obtuvo el Premio Único al Mejor Conjunto. Con el dinero obtenido emprendió un viaje de perfeccionamiento a Europa.
A su regreso a la Argentina, se radicó nuevamente en San Juan con su mujer donde permanecieron hasta 1930. Fue en esta provincia donde nació su único hijo, Antonio. Se instalaron primero en Las Lomitas (Albardón) y luego en Trinidad. De esta etapa quedan excelentes testimonios en sus pinturas y monocopias con motivos nuestros: las calles, la iglesia de la Trinidad, la plaza y las noches sanjuaninas.

Galería de imágenes

Con el apoyo de:
  • logo pachon
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick