Poco queda para decir de una de las películas más celebradas de David Lynch, Terciopelo azul. Sus tres primeras películas fueron cronológicamente, una película de culto (Eraserhead), un filme exitoso (El hombre elefante) y finalmente un fracaso comercial (Dune). Bien decía Hitchcock, que el precio que le pone Hollywood a un director, es tan alto o tan bajo como recaude su última película. Por esa razón Lynch no tenía muchas esperanzas de poder filmar el guión sobre el que había venido trabajando en solitario durante muchos  años. El fracaso de Dune casi significa la quiebra para el productor Dino de Laurentis, y el trato para que Lynch dirigiera la saga de Franck Herbert fue que después de Dune De Laurentis le produciría a Lynch el guión que él quisiera filmar. Lynch le acercó el guión al productor esperando un rechazo, y se encontró sin embargo con una nueva oportunidad. La única condición que le ponían, a cambio de cederle el corte final era que la película fuera realizada con un presupuesto ridículamente bajo, y que Lynch no cobrara por su labor como director. Dos años después del fracaso de Dune, la película que le había prometido el productor italoamericano a Lynch estaba lista para estrenarse y para sentar, posteriormente, las bases de lo que se denominaría lyncheano en el cine, esto es, una suerte de imaginería onírica con un relato que solo encuentra cohesión dentro de la propia película.

Es un mundo extraño

La película comienza cuando Jeffrey Beaumont, estudiante universitario, acude a la localidad para visitar a su padre que acaba de sufrir un infarto. A la salida del hospital, mientras se entretiene lanzando a distancia piedras contra una botella abandonada, encuentra una oreja humana, que entrega al detective de la policía John Williams. Sandy,  hija del policía, interesada en el caso, ofrece su colaboración a Jeffrey para investigar los hechos. Ambos se ven atrapados en la madeja de las relaciones de Dorothy Vallens (Rossellini) y Frank Booth (Hopper).

Jeffrey es curioso, aficionado a descifrar enigmas, aventurero y voyeur. Sandy, de unos 18 años, es novia de Mike, pero se siente atraída por Jeffrey, más tranquilo y pacífico. Dorothy, cantante del Slow Club, pequeña traficante de drogas, es víctima de chantaje y abusos por parte de Frank. Éste es el jefe sádico de una banda local de psicópatas, dedicada al crimen, el secuestro y la venta de drogas.”

Algunas consideraciones estéticas

Con esta rocambolesca historia Lynch se las arregla para crear una de sus películas más interesantes. Con la ayuda del fotógrafo Frederick Elmes, con quien ya había trabajado en Cabeza borradora, Lynch despliega una puesta en escena clásica y tranquila, en la que son habituales los planos de perfil, que lentamente se van convirtiendo en frontales en los que el horror, o la belleza, de la situación, que se trasunta en la faz de los protagonistas se va develando de a poco. Elmes fotografía la película con un marcado contraste entre lo luminoso y lo oscuro, que le va a otorgar al cine de Lynch una paleta de colores que no abandonaría en mucho tiempo. La deuda con el cine clásico, esta también representada en la iluminación con que es fotografiada Laura Dern en cada uno de sus planos.

Terciopelo Azul es, un film básico dentro de la filmografía de su autor;  en ella podemos hallar muchos de los lugares habituales del mundo lyncheano: un pequeño pueblito que tras su fachada de inocencia esconde un lado amargamente oscuro, la cafetería que frecuentan los habitantes del lugar, un night club sórdido y,  un extraño personaje misterioso con la cara pintada de blanco al igual que el Hombre Misterioso que personificó Robert Blake en Carretera perdida. También comienza la colaboración entre algunos de sus actores y actrices recurrentes como Kyle MacLachlan, quien ya había protagonizado Dune,  Isabella Rossellini o Laura Dern.

También con esta película empieza la colaboración con su compositor habitual Angelo Badalamenti, quien viste con sus sinuosas melodías las bellas imágenes de Terciopelo azul.

En numerosas entrevistas, Lynch a contado la génesis de la película se centra en dos elementos complementarios:  la canción de Bobby Vinton “Blue Velvet”, tema con el que abre la película, que en el año 1963, llego al número uno de la lista de popularidad de Billboard, y la escena de la oreja llena de hormigas encontrada por el protagonista, que está inspirada en un fragmento de “El perro andaluz” del español  Luis Buñuel, en donde aparece una mano con un hueco en el centro por donde circulan hormigas. Es sobre ellos  que  el director construyo el universo del film.

Terciopelo Azul no es una obra particularmente difícil de entender, pero tampoco es fácil de asimilar; como en muchas de sus obras posteriores lo que Lynch nos devela en Terciopelo azul es cuál es la figura que se encuentra detrás del tapiz, a decir de Henry James, o para ser más preciso, cual es el lado oscuro del cual se alimenta el sueño americano.


Banda  sonora

Main Title 1:27

Night Streets/Sandy and Jeffrey 3:42

Frank 3:34

Jeffrey’s Dark Side 1:48

Mysteries of Love 2:10

Frank Returns 4:39

Mysteries of Love [Instrumental] 4:41

Blue Velvet/Blue Star 3:14

Lumberton U.S.A./Going Down to Lincoln 2:13

Akron Meets the Blues 2:40

Bill Doggett – Honky Tonk, Pt. 1 3:09

Roy Orbison – In Dreams 2:48

Ketty Lester – Love Letters 2:36

Julee Cruise – Mysteries of Love 4:22

 


Ficha técnica

Título original: Blue Velvet

Año: 1986

Duración: 120 min.

País: Estados Unidos

Dirección: David Lynch

Guion: David Lynch

Música: Angelo Badalamenti

Fotografía: Frederick Elmes

Reparto: Kyle MacLachlan,  Isabella Rossellini,  Dennis Hopper,  Laura Dern,  Dean Stockwell, George Dickerson,  Jack Nance,  Hope Lange,  Brad Dourif,  Priscilla Pointer, Frances Bay

Productora: De Laurentis Entertainment Group (DEG)

Género: Intriga. Cine negro. Drama. Neo-noir. Película de culto. Cine independiente USA

 


Enlaces

Trailer

 

Bobby Vinton

 

Escena de apertura

Compartir:

Con el apoyo de:
  • logo pachon
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick