Argento y el “Giallo”

El paraíso es demasiado perfecto para la humanidad

Dario Argento

Asistimos en la actualidad a un renacimiento del Giallo subgénero del policial y del terror que tuvo su auge en los años ’70 de la mano de los grandes maestros del cine fantástico italiano, y si vamos a hablar de él es lógico que nos remitamos al más conocido de sus creadores: Dario Argento.

Dario Argento es sin duda el director a referenciar para hablar de giallo, y si bien centrarnos solo en el nos haría olvidar a grandes exponentes del género, como Mario Bava o Lucio Fulci, no lo es menos que el director de Suspiria es el único que ha logrado amalgamar en sus películas esa mezcla de teatralidad (Ópera) y violencia explícita (El pájaro de las plumas de cristal), que ha cautivado a un público que al día de hoy lo sigue considerando un virtuoso, aun cuando muchas de sus películas han perdido la capacidad de shockear a los espectadores como en el momento en el cual fueron creadas. Los filmes de Argento no son perfectos y no tienen ninguna intención de serlo, después de todo el giallo no deja de ser un ejercicio de estilo, que en el refinamiento de sus imágenes encuentra su finalidad, quedando supeditadas las tramas a un segundo lugar, y exige del público una suspensión de la lógica sin la cual es imposible terminar de ver las películas.

Argento nació en Roma, hijo del productor italiano Salvatore Argento, empezó su carrera dentro de la industria como crítico de cine, mientras estudiaba. Por suerte para nosotros, no logró ingresar en la universidad y gracias a los contactos de su padre, comenzó a escribir guiones de películas, siendo el más conocido de sus trabajos  el de C’era una volta il West, del gran Sergio Leone. En 1970 escribió y dirigió su primera película, L’uccello dalle piume di cristallo, que fue un gran éxito en Italia. El productor de la película fue Goffredo Lombardo –veterano de la industria cinematográfica que supo producir, entre otros films, El gatopardo de Luchino Visconti- no podía creer lo que vio cuando asistió a la primera proyección del material rodado por Dario Argento, y arremetió contra él a los gritos exigiéndole, que dejara la película en manos profesionales. Ya en las etapas finales de posproducción, y con un Lombardo cada vez más convencido de que el proyecto había derivado en desastre, en el cual había rifado su dinero y su prestigio, y a punto de suspender su estreno fue la intervención de su secretaria la que terminó por dar su aprobación al film: fue ella quien relató al productor, el impacto emocional y el miedo generado por la película del joven director. L’uccello dalle piume di cristallo, fue aparte de un gran éxito comercial la película que le daría forma al giallo, término que en italiano significa amarillo y era el color en el que se encuadernaba una importante colección de novelas populares de misterio.

Las novedades que introdujo el giallo en los policiales y el horror, década del ’70, fueron los asesinatos explícitos filmados desde una cámara subjetiva, homicidas vestidos con ropa y guantes oscuros y tramas vistas desde los ojos del héroe; un montaje seco y brutal, el zoom utilizado como herramienta narrativa, y sobre todo un preciosismo casi barroco en sus puestas en escena.

Suspiria

Suspiria es sin duda la película más famosa de Argento, considerada su obra maestra junto a Profondo rosso y es el máximo exponente de la capacidad teatral de Argento, que cuida la escenografía hasta el punto de componer él mismo el acompañamiento musical de la misma. La película es una personal adaptación de los cuentos góticos de brujería con peculiares dosis de teatralidad y erotismo. El planteamiento narrativo de Suspiria, no es distinto al de muchas de sus producciones anteriores;  en este caso, la protagonista llega a una escuela de danza regida por estrictas normas de comportamiento. La subdirectora es fría, las compañeras desconfiadas y competitivas; de nuevo el entorno hostil. Además en la secuencia inicial se nos muestra la onírica huida de una alumna de la academia y su posterior y brutal asesinato.

Tenemos otra vez al asesino sin rostro que va eliminando víctimas sin dejar apenas pistas. Se acentúa el aspecto gore por encima de otros trabajos, la cámara se acerca en las agresiones para mostrar en primer plano la punzante herida o el miembro desgajado. Sin embargo la trama se torna extraña, no se dan explicaciones oportunas, no hay una investigación sobre los sucesos de la academia y la protagonista cae en una enfermedad anímica que la desconecta del resto de acontecimientos. La película es una excentricidad, tanto los escenarios dan muestras de un matiz delirante. Desde el edificio de apartamentos donde se comete el primer crimen hasta la escuela de danza, constituyen espacios extraños que mezclan estilos arquitectónicos y artísticos en su decoración. Los colores se oponen y expresan emociones contradictorias. Incluso el vestuario resulta en ocasiones recargado. La música, una vez más, mezcla el sinfonismo con las tendencias modernas. Una vez más mezcla lo paranormal con la realidad, pero esta vez el asesino en lugar de tener un origen humano es una entidad sobrenatural.

No vamos a dar más datos de la trama, no porque importen demasiado, como ya dijimos antes Suspiria es ante todo un placer estético, sino para dejar que los espectadores se asombren con los impensados giros del argumento.

Es de destacar que Suspiria es parte de una trilogía de películas (las tres madres), las otras dos son Inferno y La terza madre. Cada película trata sobre una de ellas, un triunvirato de brujas antiguas y malvadas cuya poderosa magia les permite manipular los eventos mundiales a una escala global.


Dado que las películas que programamos y analizamos son de dominio público se sugiere acceder a ella a través de alguno de los numerosos sitios de alojamiento de las mismas, poniendo su nombre en cualquier buscador.


Ficha técnica

Título original: Suspiria

Año: 1977

Duración: 101 min.

País: Italia

Dirección: Dario Argento

Guion: Daria Nicolodi, Dario Argento

Música: Goblin, Dario Argento, Máximo Morante, Fabio Pignatelli, Claudio Simonetti

Fotografía: Luciano Tovoli

Reparto: Jessica Harper, Stefania Casini, Flavio Bucci, Udo Kier, Miguel Bosé, Rudolf Schündler, Joan Bennett, Alida Valli.

Productora: Seda Spettacoli

Género: Terror | Sobrenatural. Casas encantadas. Brujería. Película de culto. Giallo


Trailer

Compartir:

Con el apoyo de:
  • logo pachon
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick