Playtime

Somos muchos los que consideramos a Playtime la obra maestra de un cineasta excepcional como Jacques Tati. Estrenada en 1967, aunque se empezó a rodar en 1964 la película marcó el fin de su carrera. Cierto es que luego filmaría algunas cintas más, pero a raíz del fracaso de Playtime, las mismas eran supervisadas (telefilms y cortometrajes) y gran parte de su libertad creativa se había diluido.

Playtime fue aclamada por la crítica europea de su tiempo, pero esta vez el público le dio la espalda al director. La película no recuperó los costos de producción y perdió muchísimo dinero. Gran parte de la responsabilidad de esto fue del mismo Tati, ya que se negó a que la película fuera proyectada en salas que no estuvieran equipadas con proyectores de 70mm. La negativa a adaptar la cinta a los 35mm que se habían estandarizado ya para ese tiempo, fue uno de los grandes problemas de Playtime, sin embargo ante el fracaso total de la cinta Tati aceptó que en EEUU se proyectara en cines más pequeños y con un recorte de 17 minutos respecto al original. Los graves problemas financieros relacionados con el rodaje de Playtime dejan a Tati en  una situación financiera catastrófica; obligado a vender su casa, se traslada con su esposa a París. Su productora cae bajo administración judicial y la conclusión de estos problemas será la liquidación de la empresa en 1974, mediante subasta de todos los derechos y las películas por una cifra ridícula.

Cuando se ve la película en formato original, se entiende en parte la tozudez de Tati de negarse a recortar las dimensiones de sus magníficos planos, pero resulta paradójico que gran parte de la revalorización de esta obra se deba a la edición en DVD que realizo Criterion en Blue-Ray para consumo hogareño.

Sinopsis

“Un grupo de turistas americanas hace un viaje por Europa, que prevé la visita de una capital por día. Al llegar a París, se dan cuenta de que el aeropuerto es exactamente igual al de Roma, de que las carreteras son idénticas a las de Hamburgo y que las farolas guardan un curioso parecido con las de Nueva York. En resumidas cuentas, el escenario no cambia de una ciudad a otra. Y ya que no pueden conocer París, se conformarán con pasar veinticuatro horas con parisinos de verdad, entre ellos Monsieur Hulot.”

Playtime es una película casi experimental, si bien en Mi tío el centro de sus burlas son los elementos modernos del urbanismo y la arquitectura, en Playtime, los mismos se transforman en los personajes centrales de la película, mucho más inclusive que los actores o las situaciones en las que los mismos están involucrados. Con cada elemento que extrae de sus decorados Tati confecciona escenas extensas en su desarrollo de las cuales logra una comicidad impensada.

Uno de los grandes meritos de Playtime es la maravillosa fotografía de la dupla Jean Badal, y Andréas Winding, cada uno de los encuadres es una compleja trama, y el juego geométrico que dan los edificios de la época es sublime. Tati es un director más dado a los planos generales que a la cercanía con el ser humano y más en esta cinta, “ …donde apenas existen los personajes. La utilización de la profundidad de campo —es decir, del foco en todos los términos— es primordial en un film donde lo importante puede estar ocurriendo en cualquier rincón del encuadre, rodeado de una enorme cantidad de elementos. Los auténticos monumentos de París sólo se perciben en tres ocasiones, reflejados en las puertas de cristal, lo cual es también un hallazgo elocuente y genial.”

El tratamiento del sonido es igualmente importante, como habíamos señalado al hablar de sus anteriores obras, los diálogos de las películas de Tati, no tienen la menor importancia, en la mayoría de los casos son simplemente ruidos de fondo que se funden con todos los otros sonidos que conforman la banda sonora de esta película.

Observando atentamente la película de Tati, no es de extrañar que la producción llevase casi tres años. El director, junto a su equipo se dedicaron a construir una ciudad entera, con calles y edificios de acero y cristal, en donde se desarrollaría la trama, y amén de sus cualidades concretas, Playtime es el film más ambicioso de Jacques Tati. Más de dos horas de placer visual que mantienen la atención de un hipnotizado espectador que deberá descubrir en qué parte de cada plano se desarrolla la escena más insólita.

A modo de cierre cabe destacar, que en 2001, su hija Sophie Tatischeff, un primo político de Tati, Jérôme Deschamps ​y Macha Makeïeff crean la sociedad Les Films de Mon oncle para recomprar los derechos del catálogo Tati y reestrenar copias restauradas de las películas del realizador.


Dado que las películas que programamos y analizamos son de dominio público se sugiere acceder a ella a través de alguno de los numerosos sitios de alojamiento de las mismas, poniendo su nombre en cualquier buscador. 


Ficha Técnica

Título original: Playtime

Año: 1967

Duración: 155 min.

País: Francia

Dirección: Jacques Tati

Guion: Jacques Tati, Jacques Lagrange

Música: Francis Lemarque

Fotografía: Jean Badal, Andréas Winding

Reparto: Jacques Tati, Barbara Dennek, Jacqueline Lecomte, Valérie Camille, France Rumilly, Rita Maiden, Erika Dentzler, Nicole Ray, Billy Kearns, Georges Faye, John Abbey

Productora: Specta Films, Jolly Film

Género: Comedia | Sátira. Secuela


Trailer

Compartir:

Con el apoyo de:
  • logo pachon
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick