Ciencia ficción en la década del `50

Durante la década del ’50, en plena guerra fría, el cine de ciencia ficción en los EEUU representó, para una parte de la población, el miedo a lo que consideraban una inminente conflagración contra el bloque soviético. Los extraterrestres, eternos desconocidos, la amenaza a la destrucción del mundo por parte de entes dimensionales y toda una imaginería apocalíptica, que se había desarrollado previamente en las revistas especializadas del género, que contaron con grandes escritores que encontraron en la ciencia ficción un vehículo para sus obsesiones. Uno de ellos fue John W. Campbell, y su obra más famosa fue la novela Who Goes There?. En la misma se cuenta el descubrimiento en la Antártida de una nave espacial estrellada hace miles de años y, a tres metros del extraño aparato, el cadáver de un extraterrestre, el cual es descongelado para estudiar su biología, con fatales consecuencias.

Este texto fue el que en el año 1951 el director norteamericano, Christian Nyby, bajo la supervisión de Howard Hawks llevo al cine bajo el nombre de The Thing from Another World.

El enigma de  otro mundo

Un grupo de la fuerza aérea estadounidense es enviada cerca del Polo Norte (Polo Sur en el relato) para encontrarse con unos exploradores estacionados allí. En este lugar, ellos y los exploradores quedan aislados. Entonces el líder de los exploradores, Dr. Carrington, informa a los hombres de la fuerza aérea, que han visto un ovni caer cerca de ellos y que los llamaron para investigarlo.

En el lugar de la caída descubren los restos de una nave procedente de Marte, pero, al tratar de llegar a ella ésta se desintegra. Pese a lo cual, es posible rescatar un espécimen congelado e informar de los descubrimientos. Los investigadores deciden descongelar el cuerpo para estudiarlo y éste cobra vida, comenzando a asesinar a los exploradores humanos y a los animales que tienen. Resulta ser un ser inteligente con base de planta, que se alimenta de sangre y que además puede procrear como una planta a muy gran escala.

Por ello deben acabar con esa criatura por su bien y por el bien de la humanidad, ya que deducen, que ha venido a la Tierra para procrear allí a expensas de los humanos.

Christian Nyby

Director de pocas películas, Nyby se destacó en su carrera básicamente en la dirección de series de televisión, siendo uno de los más destacados de la época de oro de las series:  Manix, Kojak, El Fugitivo, Bonanza o Perry Mason fueron algunas de las muchas a las que el director ayudó a darle su forma definitiva.

En el cine su paso fue más bien irregular, siendo la película que nos ocupa no solo la más famosa, sino la mejor de su filmografía, lo que logró que mucha gente hiciera recaer su autoría sobre el productor Howard Haws. Cuenta la historia que Haws le cedió la filmación a Christian Nyby como un favor ya que Christian Nyby ayudó a que el montaje de Río Rojo se salvara. Lo cierto es que viendo el estilo que tiene la película, el tema de la camaradería frecuente en las películas de Howard Hawks, la concentración de personajes en un lugar, como hizo en Río Bravo, es entendible la atribución, pero en todo caso, dado la experiencia de Nyby los más probable es que haya sido una obra conjunta.

Al contrario de otras películas del género de la época, que podemos decir que han envejecido mal, El enigma de otro mundo sigue conservando una agradable atmósfera camp. El cuidado que se le dio a la filmación, pese a ser una película de bajo presupuesto, lo podemos notar en la magnífica puesta que cuenta entre otras cosas con el “efecto del frío”, logrado al montar algunos sets en dos imponentes cámaras frigoríficas modificadas para la ocasión. Los papeles protagónicos sin ser deslumbrantes están bastante ajustados, y la fotografía, que tampoco destaca demasiado si cumple a la perfección su función. Cierto clima claustrofóbico también contribuye a la valoración de la película; pero quizás el apunte más destacable, y que se supo acentuar en su remake del ’80 sea el interesante enfrentamiento entre ciencia y religión, encarnados cada uno de ellos, en esta ocasión,  en los personajes del Dr. Arthur Carrington y el capitán Patrick Hendry.

Como dijimos anteriormente, El enigma de otro mundo, sin ser una obra maestra,  sigue conservando al día de hoy su característica de obra de referencia del género, y si bien no hay algo en particular en ella que deslumbre, si conserva su encanto, al punto que en el año 1982, el maestro John Carpenter haría una muy fiel remake de la misma.


Dado que las películas que programamos y analizamos son de dominio público se sugiere acceder a ella a través de alguno de los numerosos sitios de alojamiento de las mismas, poniendo su nombre en cualquier buscador.


Ficha técnica

Titulo original: The Thing from Another World

Año: 1951

Duración: 87 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Christian Nyby, Howard Hawks

Guion: Charles Lederer (Historia: John W. Campbell)

Música: Dimitri Tiomkin

Fotografía

Russell Harlan (B&W)

Reparto: Margaret Sheridan, Kenneth Tobey, Robert Cornthwaite, Douglas Spencer, James R. Young, Dewey Martin, Robert Nichols, William Self, Eduard Franz, Sally Creighton, James Arness, Edmund Breon, Nicholas Byron, John Dierkes

Productora: RKO Radio Pictures

Género: Ciencia ficción. Fantástico. Intriga. Terror | Extraterrestres. Serie B. Película de culto


Trailer

Compartir:

Con el apoyo de:
  • logo pachon
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick