“En una ocasión, a Orson Welles le preguntaron por sus directores de cine favoritos. Respondió: Son tres: John Ford, John Ford y John Ford”

 

Centauros del desierto

Quizá lo que primero llama la atención, desde un carácter puramente externo a la producción del film, es la diversidad de títulos con los que se conoció a esta obra alrededor del mundo. El original, The Searchers (Los buscadores), hace referencia inequívoca al papel al que irremediablemente se ven sometidos los dos protagonistas en su larga odisea. Como Centauros del desierto se la conoció en España; Mas corazón que odio en América Latina y La prisionera del desierto en el resto de Europa.

Lo cierto es que The Searchers está basada en la novela homónima escrita por Alan Le May y que había sido publicada tan solo dos años antes, y que, a su vez, estaba inspirada en unos hechos reales acaecidos en 1836.

En ese momento, Ford estaba en sus horas bajas, tenía 62 años, y la industria a la que tanto le había dado lo había relegado a la televisión. Las nuevas familias urbanas de post guerra en EEUU se habían conformado en torno al aparato de rayos catódicos y el western, genero épico y de espacios abiertos por excelencia no era el más adecuado para ser visto en la pantalla chica.

El cine, buscando a un público perdido apostaba por imágenes cada vez más grande para competir con el rey de los aparatos hogareños (Cinemascope, Vistavisión, Panavisión, etc.) y los grandes estudios eran cada vez más pequeños.

Lo cierto es que cuando el guion de The searchers llego a sus manos, el sexagenario director acometió el trabajo con el ímpetu de un principiante. No fue fácil romper la resistencia de los estudios que dudaban encargarle el trabajo a Ford, después de todo por aquellos años pasaba más tiempo en clínicas de rehabilitación que en los estudios, pero tuvo un valor decisivo para su elección, la carta que John Wayne, futuro protagonista del film le enviaría a Jack Warner, amenazaba con abandonar la compañía si no se financiaba la película. Wayne era de las pocas estrellas que recaudaban y eso convenció al estudio de volver a juntar a la  sociedad que creo La diligencia.

John Wayne y John Ford ya habían trabajado juntos en ocho películas antes de llegar a Centauros del desierto, y después repetirían en otras cinco ocasiones más. Sin duda Wayne era el actor fetiche del cineasta, y gracias a éste el intérprete se convirtió en todo un ícono del género que ha prevalecido hasta nuestros días.

 

La película

Ethan Edwards es un exsoldado confederado que regresa derrotado a la casa de su hermano tras haber pasado un largo tiempo en la amarga guerra de Secesión. Al poco tiempo de su llegada, un grupo de indios Comanche asesina salvajemente a toda su familia y desaparecen sin dejar rastro secuestrando a su joven sobrina Debbie. Ethan, descorazonado y cansado ya de la contienda, jura traer de vuelta a su pequeña sobrina. No se rendirá ni ante el hambre, ni ante la sed, ni ante los elementos de la naturaleza o la soledad. La persecución de estos comanches se convertirá en un modo de vida para él y su acompañante Martin un joven mestizo al que su familia adoptó años atrás.

The searchers se rodó en un nuevo formato panorámico de 35 mm,  cuya relación de aspecto 1:1,96 daban una calidad y una profundidad de campo increíbles. Pero en el momento de su estreno, solo había dos cines en todo el país con proyectores adaptados a este formato, por lo que en casi todas las salas se vio en un panorámico más estandarizado (1:1,75, por lo que Warner jamás filmaría otra película de estas características.

El rodaje principal tuvo lugar entre el 16 de junio y el 12 de agosto de 1955, tanto en interiores como en exteriores, habiéndose filmado algunas tomas complementarias (no todas dirigidas por el sexagenario Ford, cuya salud ya empezaba a flaquear) unos meses atrás, en el invierno de ese mismo año. Entre los escenarios desérticos encontramos el mítico Monument Valley (desde Arizona hasta Utah) y Bronson Canyon, cerca de Los Ángeles (California), así como otras localizaciones en Colorado. Las escenas invernales se realizaron en Edmonton (Alberta, Canadá). Cosas de la magia del cine, se da la circunstancia de que, hacia el final de la película, John Wayne recoge a Natalie Wood en Monument Valley y, al momento siguiente, descabalgan en Bronson Canyon, que distan nada menos que… mil kilómetros.

No conviene hablar demasiado de la película, para no adelantar nada que entorpezca el goce de su visión, pero no cometemos una falta si señalamos que pocos films en la historia tienen un inicio y un final tan extraordinarios: el plano en negro inicial que se abre a la luz exterior para mostrar la llegada de Ethan Edwards al rancho de su hermano y con el que se cerrará la película dejando de nuevo al protagonista al margen de la comunidad, sirve de marco y obra a la manera de un perfecto paréntesis dentro del cual se desarrollara su poderosa historia;  esta historia sobre la búsqueda y el desarraigo de uno de los más complejos y oscuros héroes que nos ha dado el cine norteamericano. Solo destacar la ajustada música de Max Steiner, la soberbia fotografía de Winton C. Hoch, y el ajustado trabajo de todo el elenco, dirigido con seguridad por John Ford.

En el momento de su estreno The searchers no tuvo un gran éxito comercial, ni de crítica, sin embargo, actualmente, el American Film Institute la considera la duodécima mejor película de todos los tiempos, y la primera en su género.


Dado que las películas que programamos y analizamos son de dominio público se sugiere acceder a ella a través de alguno de los numerosos sitios de alojamiento de las mismas, poniendo su nombre en cualquier buscador. 


Ficha técnica

Título original: The Searchers

Año: 1956

Duración: 119 min.

País:  Estados Unidos

Dirección: John Ford

Guion: Frank S. Nugent (Novela: Alan Le May)

Música: Max Steiner

Fotografía: Winton C. Hoch

Reparto: John Wayne, Natalie Wood, Jeffrey Hunter, Ward Bond, Vera Miles, John Qualen, Olive Carey, Henry Brandon, Ken Curtis, Harry Carey Jr., Hank Worden, Walter Coy, Antonio Moreno, Patrick Wayne

Productora: Warner Bros.

Género: Western. Aventuras | Película de culto. Racismo.


Trailer

Compartir:

Con el apoyo de:
  • logo pachon
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo pachon
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick
  • logo barrick